Días antes de que la segunda parte de la gira 2012 comenzará, el blogger Trent Moorman entrevistó a Clive Deamer, por vía telefónica, para la publicación The Stranger.

 

En el interrogatorio, Deamer contó cómo llegó a la banda, además de comentar un par de cosas sobre algunos de sus proyectos personales.

 

¿Cómo es que Radiohead decidió que querían un segundo baterista y cómo se decidió que tú serías ese baterista?

 

Creo que grabaron The King of Limbs y decidieron posteriormente cómo lo tocarían en vivo. Lo que significaba que o bien usarían máquinas para secuencias o un segundo baterista para generar el aspecto polirrítmico. En cierto sentido, yo soy la máquina.

 

Cuando Radiohead te pide tocar con ellos, debe haber sido una oferta difícil de rechazar. “Um, oh, ¿Radiohead? Déjame ver si puedo encajarlo en mi horario…” ¿Hay conflictos de horarios con Portishead?

 

En realidad estaba planeando la dominación mundial con mi banda de jazz rock Get the Blessing junto al bajista Jim Barr de Portishead. Habíamos terminado un nuevo álbum llamado OC DC. Portishead me pidió ir de gira con ellos y de pronto Philip [Selway] me llamó por teléfono, preguntando si me gustaría involucrarme con Radiohead. Así que tuve algunos desafíos con mis horarios. Tuve suerte porque Portishead colaboró generosamente con Radiohead para combinar ambos proyectos.

 

¿Radiohead te dio parámetros o guías para tocar batería con ellos?

 

No realmente. Philip y yo rápidamente acordamos que no debía ser una batalla de machos a dos baterías. Hay suficiente de esa basura en YouTube.

 

¿Cómo ha resultado tocar con ellos hasta el momento, ademas de macho? ¿Cómo lo describirías? ¿Es como volar? Tiene que ser como volar, ¿verdad? O una caída libre, ¿en una catedral aerodinámica?

 

Es sorprendente tocar con ellos, y divertido. Me dejan hacer lo mío. Hago lo mejor para hacer que mi contribución sea relevante. Nos llevamos muy bien en el escenario y fuera de él. Incluso soportan mis anécdotas interminables sobre Robert Plant. [Risas] Y respecto a volar, le dejaré eso a tu psicoterapeuta.

 

¿Cuál dirías que es la parte más complicada de tocar en una banda como Radiohead?

 

Aprender a decirle no al carrito de torta.

 

¿Qué es lo que más te ha sorprendido?

 

Que luego de 38 años de tocar batería, gente como tú me quiera entrevistar. [Risas]

 

Radiohead es una de las pocas bandas en el planeta en este momento donde los shows son verdaderas experiencias, por tonto que suene. La gente está tan metida en la música, la música está en un plano tan elevado, y lúcido, y en muchos niveles. Es algo sagrado. ¿Cómo se siente? ¿Alguna vez te cansa? ¿Acaso hay momentos donde dices “Oh por Dios, Thom Yorke es Mozart”?

 

Es cierto que hay algo muy conmovedor cuando un grupo grande de gente se reúne con un amor tan sincero por la música, y cuando la música es así de buena, es imposible no conmoverse con todas esas caras de felicidad. Sin embargo, Thom siempre está moviendo el culo por el escenario, así que rápidamente recuerdo dónde estoy. Dudo que Mozart hiciera eso, y Thom no sabe leer música, así que ¿eso responde tu pregunta?

 

¿Quiénes llamaron a Radiohead monos de circo?

 

Esos serían los miembros de The Westboro Baptist Church protestando afuera del concierto en Kansas City. Sí, describieron a Radiohead como “monos de circo con melodías mediocres”. Asumiendo que esa declaración iba dirigida a mí, también, no tengo problema con ser llamado un mono de circo. Sospecho que tengo una mayor oportunidad de evolucionar. También he escuchado su música, y es tan agria como su visión negativa.

 

Me gusta “mono de circo” como descripción. ¿Qué están escuchando tú y Radiohead durante la gira?

 

En la gira he estado escuchando Creator de Santigold, “Bnag” de Rye Rye y M.I.A., “Pon de Floor” de Major Lazer. Me divertí mucho en Kansas City poniéndole a los muchachos un poco de mis clips favoritos de R&B y jazz en YouTube: “Compared to What” de Les McCann y Eddie Harris en vivo en 1969, “Don’t Play that Song (You Lied)” de Aretha Franklin en el show de Cliff Richard en 1970; Big Joe Turner con los Hampton Hawes All-Stars. Thom y yo descubrimos nuestro amor mutuo por Howlin’ Wolf – no da ni para pensarla, ¡obviamente!

 

¿En qué piensas mientras estás tocando? Dame una imagen de tu cerebro tocando batería mientras trabaja. Está la magnitud y la experiencia de todo lo que es Radiohead – ese templo sonoro donde se construye sonido, que está ahí afuera. Donde las canciones se prolongan y doblan para formar mundos. ¿Qué pasa por tu mente como uno de los motores que está martillando los engranajes del gran arnés? ¿Alguna vez piensas en el libro que estás leyendo? ¿O el vaso de jugo de naranja que tomaste en el desayuno? ¿Alguna vez leíste The Time Machine de H. G. Wells? Me imagino que mientras tocas, en medio de la lucha por sonar como Radiohead, tu mente podría vagar por el mundo subterráneo de los Morlocks de Wells. O hacia ese jugo de naranja que tomaste en el desayuno. Pero mientras tocas, el vaso se convierte en el Mar Mediterráneo, hecho de jugo de naranja, y estás piloteando como un antiguo barco griego ahí dentro. Por favor dime que esto pasa.

 

Los contenidos de mi mente se expresan mejor con una batería, no con palabras habladas o escritas.

 

 

@RadioheadPerú