A propósito de su próxima presentación en vivo y la colaboración entre Jonny Greenwood y Krzysztof Penderecki, el sitio oficial de éste último ha publicado una entrevista del integrante de Radiohead, en la cual se explica su fascinación sobre el músico polaco.

La traducción corre por cuenta de Radiohead Perú.

Tomasz Handzlik: ¿Cómo así es que llegas a fascinarte por la música de Penderecki?

Jonny Greenwood: De muchas maneras: al utilizar tecnología tan tradicional para crear mundos sonoros completamente nuevos. Nuevamente, fue un profesor quien nos puso un poco de Thredony for the Victims of Hiroshima. No sabía que estaba permitido. Empecé a cazar sus trabajos, pensando sobre el timbre y tiempo en la música en nuevas formas. También estoy fascinado que haya sido influenciado por música electrónica, y que luego de estudiarla en gran detalle, tomase la que aprendió para aplicarlo a composiciones orquestrales.

TH: Ese fue un notable segundo paso a tomar. ¿Una estrella de rock y música clásica de vanguardia? Es una combinación inusual.

JG: Crecí como un fan obsesivo de muchos tipos de música, pensando en buenos discos de rock, jazz y música clásica, cada uno tan valioso como el otro. Aún creo que es verdad. Kraftwerk, Miles Davis, Messiaen, Joy Division, The Fall, Lee ‘Scratch’ Perry….todos ellos, por ejemplo, han hecho discos geniales, que realmente vale la pena escuchar.

TH: Pero tu historia con la música empezó con el cello.

JG: La viola – sí, estaba en orquestas juveniles y grupos de flauta bien adentrado en mi adolescencia. Estaba practicando con grupos de rock luego del colegio algunos días, y con orquestas o grupos de flauta barroca otros días. Era una doble vida extraña, pero estoy muy agradecido de haber pasado tanto tiempo haciendo música.

TH: ¿Qué compositor apareció primero en tu vida? ¿Krzysztof Penderecki u Olivier Messiaen?

JG: Messiaen. Un profesor nos puso la Turangalila cuando tenía 15, y me sorprendió bastante que esos colores pudieran ser logrados con una orquesta. El Ondes Martenot barriendo por encima de los violines que parecían tocar una pieza musical diferente al resto de la orquesta. Me pareció sobrenatural. Y, como adolescente, creo que respondí al hecho que siguiera vivo y componiendo: lo convertí como si fuera una banda para mi, no tanto como una figura remota.

TH: ¿Tomaste el Ondes Martenot de Messiaen?

JG: Sí – es una gran manera de convertir la electricidad en sonido: es muy táctil, como una viola: puedes controlar cada aspecto del timbre y el tono en una forma que se siente muy natural. Te hace notar que la mayoría de sintetizadores son solo un conjunto de switches, más que instrumentos musicales.

TH: Hoy eres compositor residente para la BBC Concert Orchestra. ¿Es tu trabajo secundario después de Radiohead?

JG: Siempre ha habido orquestración en las canciones de Radiohead – así sean solo guitarras o pianos, y para nosotros ayuda bastante pensar en ellas como arreglos. Tratamos de pensar en todos los instrumentos como que son igual de importantes entre sí, ya sea un glockenspiel o una laptop, o una guitarra – o incluso una orquesta de cuerdas. Lo que sea que la canción necesite, esperamos no temerle a utilizar cualquier cosa, incluso si lo usamos de manera torpe.

TH: Tu pieza Popcorn Superhet Receiver está inspirada en Threnody to the Victims of Hiroshima. ¿Por qué elegiste esta pieza en particular?

JG: Esa pieza de Penderecki termina con un gran bloque de ruido blanco creado por 2 octavas de cuartos de tono (48 notas individuales, cada una separada por medio semitono). Tomé esto como punto de partida, tratándolo como un cubo sólido blanco tridimensional, como cemento o piedra – algo a lo que se le pudiera calar formas.

TH: ¿Alguna vez has soñado sobre trabajar con Penderecki?

JG: Jamás – es demasiado extraño. Pero lo conocí en persona luego de su concierto en Londres, donde él personalmente condujo el Concerto para Cello no. 2.

TH: ¿Cómo recuerdas ese encuentro y ese evento?

JG: Fue en Drapers Hall, en Londres. Empecé una ovación de pie desde la primera fila – lo cual no es característico de mí para nada. Nadie más se paró (esto se sintió más típico de mi…..) no podía entender como, al igual que las melodías, el cuarto estaba lleno de estas nubes de sonido hermosas y exóticas. Creí a medias que la electrónica tuvo algo que ver – pero claro que todos estos sonidos venían de una orquesta de cuerdas a la antigua. Pienso que de toda la música grabada, la de Penderecki sufre más al pasarla a CD y parlantes: su complejidad significa que realmente debes experimentarla en la habitación, con la orquesta, de modo que puedas escuchar la belleza y detalles en las texturas que crea. Esa reducción de 48 instrumentos a 2 parlantes es una verdadera disminución – como ver ‘El Resplandor’ en un celular…te pierdes de tanto…..

TH: Y ahora, tu cooperación se está volviendo más cercana. ¿Qué esperas del proyecto para el European Culture Congress?

JG: Estoy trabajando en algo en este momento inspirado en polimorfia – estoy probando dos alcances muy diferentes, esperando ver cuál funciona. No estoy seguro de cómo saldrá, pero estoy muy contento que Penderecki esté demostrando ser tan abierto y receptivo con los músicos fuera del circuito clásico.