Eliza Williams, periodista de Crative Review, escribió una pequeña reseña del “Newspaper album”, la cual incluye comentarios de Stanley Donwood, realizador de la obra.
A continuación, el texto de Williams, traducido por nuestra página hermana, RadioheadPerú.

 

Hoy temprano, Stanley Donwood otorgó a CR una primera mirada a la edición especial de ‘periódico’ creada para el último álbum de Radiohead, The King of Limbs.
El arte fue diseñado de manera similar a un periódico dominical, completo con un empaque plástico que incluye el nombre y arte del álbum. Contiene dos vinilos transparentes de 10 pulgadas en estuches, un CD del álbum, una hoja perforada de arte, y un periódico con arte y textos por Donwood. 

El periódico fue impreso en EEUU, utilizando el formato estándar de los diarios Estadounidenses, el cual se dobla de manera conveniente hasta llegar al tamaño aproximado de un álbum. La idea inicial detrás del arte fue alejarse del empaque elaborado utilizado por Donwood para el último álbum de la banda, In Rainbows. “In Rainbows fue una cosa grande y sólida de cartón. Si te lo proponías, podías probablemente matar a alguien con él. Era muy pesado y casi como una declaración definitiva”, explica.

Por el contrario, Donwood y la banda querían que el arte de The King of Limbs expresara algo menos concluyente. “No es como si las noticias se detuvieran cuando un periódico sale”, continúa. “Es solo ‘esto está pasando hoy’. Así que esto es lanzado al mundo este día, y aquí es donde la banda está ahora… es algo continuo”.

El arte del álbum fue lanzado luego de la entrega gratuita del periódico The Universal Sigh a cargo de Donwood y Radiohead en diferentes partes del mundo. The King Of Limbs es una ofrenda más grande y más elaborada que The Universal Sigh, aunque contiene algunos de los mismos textos e imágenes. La inspiración para regalar el periódico surgió mientras Donwood observaba el desastre de entregar diarios gratis con frecuencia en el subterráneo de Londres. “Fue el proyecto de arte más grande que he ingeniado, en serio”, dice. “Persuadir a mucha gente que hacerlo era una buena idea en primer lugar, y luego continuar con la idea y asegurarse que ocurra. Creo que ocurrió en 61 ciudades alrededor del mundo en el transcurso de unas 24 horas”.

Donwood es atraído por la naturaleza descartable de los diarios. “Son eminentemente descartables”, continúa. “Cada periódico es al menos en un 30% un periódico que existió antes, son 30% reciclados… van a desintegrarse muy, muy rápidamente, a diferencia de un Kindle o un iPad que van a terminar en las orillas de algún subcontinente en algún lugar. Son casi cosas inofensivas para mi. Y me encanta la herencia que tienen, y que los periódicos fueron hechos para hacer que el mundo pase de ser un sistema muy clasista y casi feudal a tener a la gente en la capacidad de conseguir información de forma barata”.

Donwood es consciente, sin embargo, que los fans probablemente atesoren el empaque, a pesar de su naturaleza efímera, y también disfruta la idea que sea algo que pudiera ser protegido y muy bien cuidado. Fue inspirado a hacer los trabajos en parte luego de descubrir una caja de copias antiguas de Oz y otros periódicos radicales de los 60s que fueron dejados, sin previo aviso, en el pórtico de Colin Greenwood. “Fueron impresos de manera muy barata y en un verdadero apuro”, dice sobre el descubrimiento, “y estaban en cierto modo en decadencia, habían perdido las esquinas. Tenías que abrirlos con mucho cuidado… se habían convertido en esta especie de archivo que no existe en ningún otro lugar, no está en Internet. Así que todos estos flyers y periódicos y fanzines habían adquirido un valor. Porque se pudren y se caen a pedazos, habían adquirido un valor que no hubieran tenido de otro modo. Y era muy interesante leer algo que se supone debía ser leído en el momento, pero que fue visto posteriormente”.

El enlace con los 60s continúa con el arte en papel perforado creado por Donwood, que podría ser visto como una hoja grande de dosis de LSD. “No quisiera hacer ningún tipo de asociación”, dice Donwood con humor, antes de pensar en la idea que alguien podría convertir la hoja inocente en droga. “En teoría, y no es que fuera a proponer algo así de ilegal, pero alguien podría…”, dice, “y no creo que haya sido hecho como movida de marketing anteriormente”.

La naturaleza humilde del arte para The King of Limbs se pasea en las narices de los empaques sobre-elaborados que han estado de moda últimanete, particularmente en las reediciones de discos (este tema fue recientemente cubierto por Gavin Lucas en el blog de CR, aquí). “Casi se ha convertido en algo como la Biblia del Rey Jacobo”, dice Donwood sobre esos productos, “donde la música es elevada por el empaque hacia algo casi espiritual, casi santo… quería alejarme de eso donde elevas la música hacia algo que no es. Porque es solo algo que escuchas, está en tu cabeza. [Abteruirnebte], la tecnología para grabar música dictaba cómo sería el empaque, pero ahora eso ya no es relevante, realmente no tienes que tener a la música en el empaque para nada. Podrías simplemente hacer un montón de arte, y si compras la música, podrías querer comprar el arte”.

Donwood tiene un rechazo particular a los CDs y sus empaques, lo que explica por qué, del empaque de The King of Limbs, el diseño del CD es un poco inferior comparado con el resto de los contenidos. “Si pudiera haber sido peor, lo hubiera hecho”, dice. “Hubo dificultades con hacerlo peor. La idea original era colocar ‘X Formato’ encima y nada más. Porque los he odiado desde que empecé a diseñar portadas”. La funda del vinilo, en contraste, está diseñada de manera hermosa, presentando detalles de una serie de pinturas en óleo en las que Donwood trabajó mientras la banda creaba el álbum.

El elemento periódico del empaque fue diseñado por Donwood, junto a “cierto integrante de la banda”, presumiblemente Thom Yorke. Presenta tipografía escaneada de diarios de la Depresión de los 30s en Estados Unidos, que fueron compilados por Andrew Leman, de la H P Lovecraft Historical Society of America. “Así que todas son tipografías viejas de la Gran Depresión – la última, antes de la que aparentemente estamos viviendo, o dándole vueltas, o a punto de entrar, o recién hemos salido, o lo que sea”, dice Donwood. “Quería que se viera antiguo más que algo de nuevas tendencias de diseño minimalista”.

El Newspaper Album será enviado el 9 de Mayo para aquellos que ya lo ordenaron. Cuesta $48 y puede ser comprado aquí.